Negligencia médica

Inicio/Peritaciones Médicas/Negligencia médica

Peritos médicos especialistas en indemnización por negligencia médica o mala praxis médica

Si se ha sometido a una intervención y no se han obtenido las expectativas ofrecidas, tiene usted derecho a reclamar la indemnización por los daños sufridos

Qué se considera negligencia médica

Indemnización por negligencia médica y mala práxis médica en Valencia, Castellón, Alicante y Tarragona​Se considera por negligencia médica aquella actuación de un profesional sanitario que se aparta de los estándares médicos exigibles y causa con ello un daño físico y moral.

Muchos pacientes desconocen que determinadas consecuencias de la mala praxis médica están tipificadas como negligencia. Si has sido víctima de un retraso o error en un diagnóstico médico, has tenido consecuencias negativas como resultado de una operación quirúrgica o crees que no has sido debidamente informado de las distintas alternativas y consecuencias de un tratamiento médico, sigue leyendo.

Qué negligencias médicas son las más corrientes

¿Tienes la certeza de que algo falla en tu tratamiento médico? Es posible que surjan complicaciones en cualquier aspecto relacionado con la atención sanitaria. Ello no constituye por sí mismo una negligencia médica. Es necesario que la práctica se aparte de los estándares normales de atención al paciente. Algunos ejemplos de negligencias médicas en Castellón, Valencia, Alicante y Tarragona son:

– Retraso o fallo en el diagnóstico

– Operaciones quirúrgicas que provocan una lesión al paciente

– Prescripción errónea de medicamentos

– Infecciones

– Daños hechos por el material quirúrgico

– Ausencia de consentimiento informado

– No supervisión adecuada del paciente

Qué hacer si crees ser víctima de una negligencia médica

En primer lugar, es importante que guardes toda la documentación que te sea proporcionada a lo largo de tu diagnóstico, tratamiento o supervisión médica. No importa que consideres de poca importancia un simple documento o justificante de cita, por ejemplo. Además, fotografía cada paso de la evolución de tu tratamiento o enfermedad, para que quede constancia gráfica de los cambios.

Por último, contacta cuanto antes con un especialista en materia de reclamación por daños sufridos como consecuencia de una negligencia médica. Tu salud es lo primero.

Cuál es el procedimiento para reclamar

Es importante diferenciar entre casos que se producen en una actuación de la sanidad pública y casos que se producen en la sanidad privada. El procedimiento será distinto en cada caso.

Inicio del procedimiento

Si el error médico se ha producido en un hospital público, centro de salud o ambulatorio, deberás reclamar por responsabilidad patrimonial delante de la administración sanitaria correspondiente. Es un procedimiento administrativo que consiste en reclamarle a dicha administración los daños y perjuicios que has sufrido por una mala praxis médica en Castellón, Valencia, Alicante o Tarragona, en cualquiera de sus centros.

Por el contrario, si el error médico se produce en un centro privado (hospital privado, médico privado, odontólogo, cirujano plástico), lo que vas a iniciar es un procedimiento de responsabilidad civil. Aquí, a diferencia del procedimiento administrativo, los tribunales competentes son los de la jurisdicción civil.

Ambos procesos, administrativo y civil, se inician con la correspondiente demanda por negligencia médica en la que se relatará tu caso concreto y que debe ir muy bien documentada.

Plazos en Castellón, Valencia, Alicante y Tarragona

¿Cuándo puedes reclamar? En el caso de error médico ocurrido en la sanidad pública dispones de un plazo para reclamar por negligencia de un año desde la fecha en la que ocurre la negligencia médica o desde que la lesión o enfermedad se estabiliza.

¿Cuándo se entiende curada o estabilizada la lesión? Cuando recibes el alta hospitalaria, bien porque has sanado o bien porque la lesión se ha consolidado como una secuela para el resto de tu vida, pero está estable.

En el caso de errores cometidos en la sanidad privada, el cómputo del plazo comienza igual que en el caso anterior, si bien dispones de un plazo de quince años si la responsabilidad es contractual o de un año en los casos de responsabilidad extracontractual.

Como puedes ver, el inicio del plazo es muy casuístico. Por eso, acude cuanto antes a tu abogado especialista para que el plazo no sea un problema y saber en cada caso concreto de negligencia médica que hacer.

¿Qué se indemniza?

Cuando sufres daños a consecuencia de una mala praxis médica es preciso cuantificar algo físico e incluso moral. Además, existen otros que sí son valorables económicamente, como los gastos.  Pero ¿qué se indemniza con una demanda por negligencia médica? En primer lugar, lo más importante es indemnizar las lesiones permanentes causadas y la posible incapacidad temporal. Asimismo, dentro de los daños personales se indemniza también el daño moral, es decir, toda la incertidumbre, la ansiedad, la incertidumbre y el dolor que tanto la víctima como su familia han padecido durante el proceso.

Por último, se indemnizan también los daños materiales como son los gastos médicos de rehabilitación, trasporte, intervenciones futuras, o, en general, cualquier gasto médico consecuencia de esa lesión que sufres.

Importancia del perito médico

Es posible que te estés preguntando: ¿qué es un perito médico y para qué sirve? El perito médico es un experto que examinará toda tu documentación médica y realizará un informe pericial de la negligencia médica. Su participación es fundamental en este tipo de casos donde se pretende demostrar la existencia de responsabilidad por parte del médico que ha cometido una mala praxis médica. En su informe, el perito médico, que puede ser también un perito dental o un perito odontológico si tu caso lo requiere, analizará tu caso concreto y establecerá un nexo de unión entre las actuaciones llevadas a cabo por el personal que cometió el error y las lesiones que sufres. La fundamentación técnica del perito médico es imprescindible para el buen resultado de la demanda por negligencia médica y la obtención de indemnizaciones por negligencias médicas.

Especial referencia a las negligencias odontológicas

Una negligencia dental se produce cuando el tratamiento que te ofrecen los profesionales de la salud dental no cumple con los estándares normales de cuidado o cuando sufres graves daños como paciente. Presta atención porque es más frecuente de lo que te imaginas.

En la actualidad, la publicidad engañosa, la proliferación de franquicias dentales y los bajos precios de los tratamientos odontológicos son caldo de cultivo para que resultes perjudicado por una mala praxis dental y termines presentando una reclamación médica.

¿Sabes que la falta de consentimiento informado es causa de la mayor parte de demandas por mala praxis? En este sentido, debes recibir información detallada y por escrito de tu diagnóstico dental, de todas las pruebas que te practiquen, del tipo de tratamiento que se te va a realizar, con sus particularidades y consecuencias, y recibir un seguimiento de calidad una vez haya finalizado el mismo. Ningún odontólogo debe aplicarte ninguna solución dental a tu problema sin antes informarte de las diferentes alternativas y debes consentir cualquier intervención que se te realice. Es importante que se te explique también cuál es el procedimiento habitual que se va a llevar a cabo en función de tu caso concreto, el número de citas aproximado que requerirá el tratamiento, las posibles complicaciones que puede haber y los resultados que el especialista en odontología pretende conseguir.

Debes saber que estás en tu derecho de, en caso contrario, declinar el tratamiento dental o negarte a practicar cualquier prueba médica que no se te haya explicado previamente. Como consecuencia de que se te aplique un tratamiento o prueba de los que no has sido informado con anterioridad, tendrás derecho a reclamar los datos clínicos de los que disponga el dentista o centro en el que se te esté tratando y denunciar la negligencia médica correspondiente.

Las cadenas dentales (de franquicia) son las que más índice de reclamaciones presentan, en comparación con el dentista tradicional. En la actualidad existen alrededor de 25.000 clínicas dentales en España. (Fuente: informe del Consejo de Dentistas de los años años 2013-2015). Según este estudio, solo un 5,6% de esas clínicas corresponden a cadenas dentales (5,6% de 25.000 = 1.400), por lo que existen 1.400 clínicas propiedad de cadenas dentales en España.

En este sentido, probablemente hayas leído en la prensa algunas noticias sobre fraude y mala praxis relacionadas con algunas de estas cadenas que han desembocado en sentencias favorables de indemnización por negligencia médica. Pero ¿quiénes son los realmente afectados por esta mala praxis? Los usuarios. En este sentido, el Colegio Oficial de Dentistas de Castellón (CODECS) denunció en su momento la proliferación de daños causados por determinadas prácticas poco profesionales en dichas clínicas dentales. Otras franquicias, al igual que los propios dentistas tradicionales, acumulan cada vez más denuncias por negligencias odontológicas.

¿Qué puedes hacer? Es importante que sepas dos cosas: la primera, que la atención dispensada por un odontólogo debe ser la misma sin importar lo que estás pagando por una cita o por un tratamiento dental. Su profesionalidad y la atención al paciente no es una cuestión económica. En segundo lugar, no tengas miedo de preguntar tus dudas o de exigir una responsabilidad si crees que has sido engañado o no te han informado bien de todos los aspectos de tu problema médico. No podemos permitir que se menoscabe la salud de los pacientes en aras de un beneficio dinerario de la sanidad privada. Llámanos y te asesoraremos en como denunciar a un dentista.

En definitiva, no debes olvidar que la salud es fundamental. Cualquier indicio de mala praxis médica debe ser detectada a tiempo para evitar secuelas permanentes y garantizar la calidad de vida de los pacientes. Te informamos.